Mesas y otro mobiliario antiguo; cómo arreglarlo tú mismo

Seguro que tienes en casa algún mueble antiguo, como una mesa, que no haya soportado bien el paso del tiempo. Quizá por el uso o quizá porque simplemente ha recibido golpes o el material se ha encontrado con obstáculos diversos a través de los años. En cualquier caso, antes de que tires esta mesa, te vamos a enseñar cómo arreglarla tú mismo y así poder tener un mueble “nuevo” en casa extremadamente barato. Para que te digan que la decoración low cost no existe.

Lo primero de todo es analizar la mesa y su estado, dividiéndose en dos bloques distintos bien diferenciables. Tienes, por un lado, el tablón, el bloque que sirve como superficie de la mesa y que resulta un aspecto fundamental. Es lo más difícil de cambiar, así que es importante que el estado en el que se encuentre tenga solución. Por otro lado también están las patas, cuatro en total, que se tienen que ocupar de darte la confianza de que aguantarán el peso.pata-decorativa-negraEl estado de las patas tiene que ser muy bueno para que no lo cambiemos, así que es mejor no arriesgar y cambiarlas. Para ello las sacamos de su enganche en la mesa, haciendo uso de las herramientas que tengamos en casa. Hazlo con detenimiento y cuidado, para no estropear el tablón. Una vez hecho esto entramos en la tienda de Esdecor y vemos qué patas nos podrían gustar para la mesa. Mira los distintos modelos, como las patas de aluminio, las negras o las decorativas, para imaginar cuál quedaría mejor en la mesa. Es bueno que intentemos que el color se ajuste también a otros elementos de la habitación, como el pomo de la puerta. Mientras nos llega el pedido con las patas, seguimos trabajando en el tablón.

Aprovechamos para decirte que este proceso de restauración lo puedes seguir también con otros muebles de la casa, como cómodas de una habitación, estanterías o armarios. Los arreglos domésticos siempre comienzan de una forma similar aunque después cada mueble tenga sus propias necesidades.

Siguiendo con el curso acelerado que os estamos dando, ahora tenemos que limpiar la mesa y dejarla reluciente. Hay que hacer pruebas de resistencia y suciedad, pero la herramienta en este caso es una lija, de mayor o menor potencia dependiendo de la necesidad que tenga el tablón. Lijamos de forma eléctrica o manual dependiendo del caso hasta que la superficie de la mesa vaya quedando como nueva. Después quitamos el polvo que haya quedado tras el lijado con esencia de trementina, siempre con un trapito que sea suave y que no deje ningún tipo de resto.Roblox Hack No Survey No Download

Ahora hay que lograr que el tablón rejuvenezca y lo mejor en este sentido es utilizar cera para madera. La pasamos por la superficie con suavidad y vamos viendo cómo la mesa recupera todo su esplendor. Después, instalamos las patas que ha hayamos recibido y tendremos una fabulosa mesa que parecerá que hayamos comprado en la tienda de muebles más de moda. Así de fácil.

Cómo construir tu propia mesa low cost

Una de las reglas principales cuando hablamos de decoración low cost se trata de conseguir darle a nuestro hogar un toque auténtico y personal, pero invirtiendo el menor dinero posible. Si en vez de mucho dinero lo que invertimos es tiempo y esfuerzo, quedaremos el doble de complacidos. Por eso hemos decidido daros las claves necesarias para que podáis construiros vuestra propia mesa low cost que quedará fantástica en cualquier parte de la casa.

Fundamentalmente, lo que necesitamos para construir la mesa low cost son dos cosas: unas buenas patas y un tablón. Para conseguir las patas os lo vamos a poner fácil, porque desde el catálogo de Esdecor tenéis a vuestra disposición una fantástica selección de patas. No importa el tipo de modelo o estilo que estéis buscando para que encaje con el resto de la decoración del hogar, ya que está prácticamente asegurado que encontraréis unas patas que encajen con ello. Por nuestra parte, nos gustaría recomendaros algunas patas en especial, como las patas curvas con brillo, por su estilo elegante y llamativo.Hay otras patas que también nos resultan muy llamativas, aunque como indicamos, todo depende del estilo que le queráis dar a la mesa. Las patas decorativas tienen formas y pequeños detalles que les aportan un aspecto muy diferente y resultan recomendables si pensáis poner un tablón encima que también destaque por algo especial. Unas patas de aluminio también os vendrán muy bien, porque tienen la suficiente modernidad para casar de manera ideal con una decoración que apueste por un estilo actual y poco convencional.

Una vez ya tengáis las patas, siendo importante elegir bien la medida que nos interesa para luego no llevarnos sorpresas, tendremos que ajustarlas a un tablón. ¿De dónde sacar el tablón? Como lo nuestro es la decoración de bajo coste, os recomendamos que penséis bien en los muebles viejos que tenéis en casa y en los que quizá estéis planteando cambiar. Una mesa antigua que quizá tenga las patas en mal estado por el paso del tiempo, puede seguir siendo muy útil si conseguimos quitar el tablón y reutilizarlo con la nueva mesa.

Para que tu nueva mesa no se limite a un simple cambio de patas, y con el objetivo de que el mueble esté a gusto de lo que requiere tu hogar, te recomendamos que pintes el tablón antes de montarlo con las patas. Elige los colores que tuvieras en la cabeza e incluso ponle algún detallito personal para que su aspecto sea más atractivo.

Cuando el tablón este listo, ajusta las cuatro patas con herramientas, haz una prueba para ver que el resultado ha quedado firme y estable y ya podrás comenzar a disfrutar de tu mesa nueva. Ahora rodea la mesa de otros muebles renovados que tengas en casa, como un buen perchero, y le estarás aportando a tu hogar un nuevo estilo más que satisfactorio.

Patas cortas patas largas, cada cual en su lugar.

Muebles nuevos… muebles viejos… muebles reciclados… esta es una disyuntiva a la que deben enfrentarse muchísimas personas de un tiempo a esta parte, cuando piensan en renovar la decoración de su hogar. A todos nos gustaría cambiar el mobiliario con cierta frecuencia, pero dadas las circunstancias debemos recurrir a otras alternativas.

Una de ellas es el cambio de patas, que sumado a una nueva capa de pintura o a un barnizado o un lustre concienzudo y bien realizado, hará que con una inversión muy pequeña en una buena tienda de decoración low Cost, podamos tener nuestros muebles renovados a la vez que personalizados.

Uno de los casos más típicos de mobiliario reciclable es el de las mesas. Si tienes alguna que te parezca que su tabla es guapa o que le tengas mucho aprecio o a la que simplemente quieras darle un giro a su estilo, tienes la opción de cambiarle las patas y con un gasto mínimo tendrás una prácticamente nueva y diferente.

A la hora del cambio debes elegir muy bien el tipo de patas que vas a ponerle; pueden ser del mismo tamaño o de uno distinto. Puedes ponerle unas cortas a una mesa redonda y transformarla en una mesa camilla y/o viceversa. Visita la web de Esdecor.com y encontraras una gran variedad de patas en diferentes estilos, materiales y colores, por ejemplo: la pata torneada de madera está rebajada de 4,10 a 3,28 euros.

Un sofá cómodo en el que podamos sentirnos a gusto no es fácil de conseguir; si ya tienes uno disponte a hacerle unos pequeños retoques para que con poco trabajo y aún menos dinero, sigas disfrutando de su confort. Una nueva funda y un cambio de patas, le darán un aspecto tan diferente que te costará reconocerlo, hasta que te sientes en él.

pata-somier-grisEl somier suele tener unas patas de metal algo bastas y vulgares que seguramente nunca te han gustado pero que en su momento estaban a la moda. Ahora puedes ponerle unas patas decoradas de metal que le darán un estilo nuevo a tu cama y por tanto un aire de renovación a tu dormitorio. Las encontrarás en www.esdecor.com por 6,85 (antes 8,56)

Los armarios tienen la ventaja de que puedes además de redecorarlos, redistribuirlos, por lo que uno que adornaba tu corredor puede transformarse con un cambio de tiradores (en esdecor.com encontrarás un bellísimo pomo circular oro a tan solo 0,53 euros cada uno) y una capa de pintura, en un accesorio para el aseo.

Como cambiar el estilo de tu casa “tuneándola”

Tal como vimos en uno de nuestros post anteriores, es posible redecorar nuestra casa con pequeños detalles y muy poco dinero. En aquella ocasión os hablamos del sorprendente efecto que puede conseguirse cambiando únicamente los pomos de las puertas y los tiradores del mobiliario. Basta con que elijas los tiradores que más se amoldan al estilo que quieres conseguir y que los sustituyas en cada habitación: en el baño, en la cocina, en el salón y en las cómodas o armarios de las habitaciones.

Pero existen muchos más trucos de decoracion low cost con los que podrás “tunear” por completo tu casa y darle un aspecto más actual y confortable. Para ello no es necesario que sustituyas los muebles, ni que te desprendas de objetos que te parecen antiguos. El truco está, como siempre, en los pequeños detalles y con un cambio de los complementos de decoración, que siempre resultan muy económicos puedes conseguir transformar por completo cualquier habitación e, incluso, integrar aquellos muebles que te parecían inservibles.

Uno de los trucos más eficaces para cambiar por completo el aspecto de una habitación consiste en , baldas  o estantes de fijación oculta. Con ello conseguimos un doble impacto, tener siempre todos los objetos perfectamente ordenados y organizados y marcar la decoración de una habitación a través del diseño, material o color de las baldas y estantes. Para las habitaciones infantiles resulta muy divertido combinar estantes y baldas de madera en las mismas dimensiones pero de diferentes colores, creando un ambiente juvenil y alegre.

En el caso de las mesas o sillas que tengas en casa y que te parezcan pasadas de moda, no tienes más que cambiar las patas para darle un aire completamente nuevo. En muchas ocasiones el mobiliario antiguo, con una simple restauración, se convierte en mucho más valioso y atractivo que cualquier mueble nuevo y costoso que puedas comprar en una tienda. Atrévete a cambiar las patas de tus muebles de toda la vida y darles ese estilo moderno, clásico, vintage o rustico que siempre habías soñado.

Un truco mucho más sencillo consiste en cambiar los percheros o los topes de puerta de las habitaciones. Aunque solemos fijarnos solo en su aspecto práctico, los percheros, colgadores y los topes de puerta pueden dar un toque simpático en la habitación de los niños o transformar por completo el cuarto de baño y la cocina, añadiendo elegancia y estilo.

Como ves, la decoración de tu hogar puede ser barata y divertida. No te complique con costosos proyectos. ¡Decóralo tu mismo con poco presupuesto!

Pequeños detalles que cambian tú mundo!

Decoración Low Cost!