25 febrero, 2015 esdecor

Ideas para cambiar el aspecto de tus puertas

En el momento en el que nos ponemos a decorar la casa, a cambiar el estilo de las habitaciones, a tocar el color de la pared o a realizar otros cambios, nos damos cuenta de que las puertas no pueden seguir tal y como estaban antes. También tienen que cambiar para que la nueva decoración low cost de la que hayamos hecho uso tenga sentido de manera completa. Pero hay ocasiones en las que nos decimos a nosotros mismos que modificar el aspecto de una puerta es demasiado complicado, así que al final lo acabamos dejando.

Para vosotros traemos una muy buena noticia: os vamos a dar consejos para que podáis cambiar el aspecto de las puertas sin tener que hacer obra y de una forma relativamente sencilla. Vais a ver que todo es posible si le ponemos un poco de ilusión y ganas.

Lo primero es que decidamos qué estilo queremos y qué método usaremos para llegar a él. Es importante que valoremos el resto de elementos de la habitación en cuestión para que todo se encuentre en armonía. Si los tiradores de cocina son de un color específico, es posible que queramos buscar pomos que sean similares, y si hablamos de la habitación del niño tendremos que fijarnos en los tiradores infantiles que ya estemos utilizando.

Algunos de los pomos o tiradores infantiles que encontrarás en Esdecor.

Algunos de los pomos o tiradores infantiles que encontrarás en Esdecor.

Después, cuando ya visualicemos cómo cambiarle el aspecto a la puerta, elegimos entre los mejores pomos del catálogo de Esdecor para poder quitar el que hubiera puesto y colocar el nuevo. Pero antes cambiemos el aspecto de la propia puerta. Lo podemos hacer pintando, que se trata de un método bastante clásico y sencillo, porque solo implica elegir color, coger brocha y esforzarse para que quede bien. Si buscamos un estilo un poco distinto tenemos la posibilidad de usar una funda de tela, algo bastante llamativo y que aporta mucha elegancia a la puerta.

En otros casos es posible optar por papel pintado, algo que da un buen resultado porque permite conseguir combinaciones de colores y diseños que no serían posibles de otra manera. E incluso si no hay nada que te satisfaga, siempre podrás acabar poniendo vinilos para decorar la puerta a tu propio estilo. Con cambiar esto y poner un bonito pomo nos encontraremos con que la puerta se habrá transformado por completo en una diferente. Os lo prometimos, ¡no era tan difícil!

Tagged: , , , ,

Pequeños detalles que cambian tú mundo!

Decoración Low Cost!