26 septiembre, 2014 esdecor

El minimalismo: menos es más

Minimalista, minimalismo… todos hemos oído los términos y tenemos una idea de qué va el tema: algo así como una decoración mínima. En este post te contaremos exactamente qué es esta corriente y cómo, mediante la decoración Low Cost, puedes crear espacios minimalistas en tu hogar.
El minimalismo es una corriente que nació en la década de los 60 como un pensamiento filosófico positivista que implicaba reducir las cosas a su esencia más pura y quitarle lo que no fuera imprescindible.
Trasladado al tema de la decoración y la arquitectura, es un estilo muy particular que se basa en crear espacios que den sensación de amplitud, limpieza y pulcritud, sin decoraciones recargadas y con tendencia a la extrema simplicidad.
Te preguntarás entonces: ¿cómo puedo crear espacios minimalistas en mi propia casa? Pues es muy sencillo: ten en cuenta que debes prescindir de adornos innecesarios y repintar paredes y algunos muebles. Eso para empezar, así que pon manos a la obra y decóralo tu mismo.
Si quieres un sitio con un toque realmente minimalista piensa que la base de ese estilo es el color blanco o el blanco roto y que cuantas menos cosas coloques mejor será. Pero siempre es bueno romper la monotonía del tono con un toque de color, por ejemplo un cojín rojo cereza, azul eléctrico o verde esmeralda.
Claro que no puedes prescindir de todo porque la idea es que además de vistoso sea un espacio útil, por lo que nunca pueden faltar algunos estantes de sujeción oculta, para libros o adornos geométricos. Una sugerencia es que pongas varias de color blanco y crees un contraste con alguna de otro tono.
Dentro del minimalismo juegan un papel preponderante los materiales: el plástico, el metal, la madera pintada, el cristal, siempre en un mismo tono y sin estampados, decoraciones coloridas, ni estridencias.
Las plantas son uno de los elementos más requeridos en el minimalismo de origen japonés: plantas ornamentales de interior: potus, helechos, palmeras. Para que el verde luzca todo su esplendor, colócalas en macetas enlozadas o repintadas por ti de blanco y ponlas en baldas de cristal estratégicamente colocadas en las paredes.

Tagged: ,

Pequeños detalles que cambian tú mundo!

Decoración Low Cost!