El mejor color para tu estudio

Conocer la psicología de los colores y cómo afectan estos a tus habitaciones es algo que te ayudará a tener un mejor espacio de trabajo en el hogar. Un estudio se puede beneficiar mucho si sabemos exactamente de qué color debería ser la pared, así como el mobiliario. Por eso te vamos a explicar cuáles son las mejores combinaciones de color que puedes elegir para darle un gran apoyo a tu creatividad y que así realices un mejor trabajo mientras estés en el estudio.

La decoración low cost suele comenzar con la pintura de la habitación, así que decidamos primero el color de las paredes. Depende del efecto que quieras extender en el ambiente, pero hay algunas recomendaciones. Por ejemplo, el color azul, en varios tonos, tanto claro como oscuro, es ideal a la hora de conseguir que el estado de ánimo sea estable y que los ánimos se calmen incluso en las situaciones más estresantes. El azul es un color muy utilizado en oficinas de todo el mundo debido a sus resultados relajadores.Si tu día a día en el estudio es demasiado agobiante, porque tu trabajo implique que estés viviendo emociones constantes que podrían desestabilizarte, un buen color que puedes elegir es el marrón. Este es el encargado de que nos podamos relajar y sirve en distintos tonos. Otra buena opción se encuentra concentrada en la forma del verde, que es uno de los colores más recomendados para aumentar la creatividad entre todo tipo de personas.Cuando ya sepas qué color es el más apropiado para tu estudio, decóralo tu mismo con la utilización de complementos en los que también tendrás que cuidar el color. No importa si hablamos de una mesa, de un armario o de estantes de fijación oculta, intenta siempre mantener la armonía en los colores.

Tirador-recto-piel

Tirador-recto-piel

Te recomendamos que eches un vistazo en el catálogo de Esdecor.com, porque encontrarás modelos que te encantarán, con módulos de estantes muy variados en cuanto a diseño y estilos. También tenemos tiradores de tantos colores distintos y tipos de material que no habrá ningún problema en que encuentres el que necesitas para encajar con el diseño que hayas elegido para la habitación.

 Si combinas el color de las paredes con el de los complementos y el mobiliario podrás ver cómo tu rendimiento mejora de forma notable. Los colores son mucho más importantes de lo que se pueda imaginar, así que hay que estar muy seguros de cuál se elige para potenciar el tiempo que pasamos en el estudio.

Ideas para cambiar el aspecto de tus puertas

En el momento en el que nos ponemos a decorar la casa, a cambiar el estilo de las habitaciones, a tocar el color de la pared o a realizar otros cambios, nos damos cuenta de que las puertas no pueden seguir tal y como estaban antes. También tienen que cambiar para que la nueva decoración low cost de la que hayamos hecho uso tenga sentido de manera completa. Pero hay ocasiones en las que nos decimos a nosotros mismos que modificar el aspecto de una puerta es demasiado complicado, así que al final lo acabamos dejando.

Para vosotros traemos una muy buena noticia: os vamos a dar consejos para que podáis cambiar el aspecto de las puertas sin tener que hacer obra y de una forma relativamente sencilla. Vais a ver que todo es posible si le ponemos un poco de ilusión y ganas.Lo primero es que decidamos qué estilo queremos y qué método usaremos para llegar a él. Es importante que valoremos el resto de elementos de la habitación en cuestión para que todo se encuentre en armonía. Si los tiradores de cocina son de un color específico, es posible que queramos buscar pomos que sean similares, y si hablamos de la habitación del niño tendremos que fijarnos en los tiradores infantiles que ya estemos utilizando.

Algunos de los pomos o tiradores infantiles que encontrarás en Esdecor.

Algunos de los pomos o tiradores infantiles que encontrarás en Esdecor.

Después, cuando ya visualicemos cómo cambiarle el aspecto a la puerta, elegimos entre los mejores pomos del catálogo de Esdecor para poder quitar el que hubiera puesto y colocar el nuevo. Pero antes cambiemos el aspecto de la propia puerta. Lo podemos hacer pintando, que se trata de un método bastante clásico y sencillo, porque solo implica elegir color, coger brocha y esforzarse para que quede bien. Si buscamos un estilo un poco distinto tenemos la posibilidad de usar una funda de tela, algo bastante llamativo y que aporta mucha elegancia a la puerta.

En otros casos es posible optar por papel pintado, algo que da un buen resultado porque permite conseguir combinaciones de colores y diseños que no serían posibles de otra manera. E incluso si no hay nada que te satisfaga, siempre podrás acabar poniendo vinilos para decorar la puerta a tu propio estilo. Con cambiar esto y poner un bonito pomo nos encontraremos con que la puerta se habrá transformado por completo en una diferente. Os lo prometimos, ¡no era tan difícil!

¿Cómo decoro con estilo shabby chic?

Hay tantos estilos de decoración que quizá el término “shabby chic” no os resulte demasiado familiar. Como de costumbre, no os tenéis que preocupar, porque aquí estamos nosotros para contaros todo lo que acontece en el mundo de la decoración low cost.

El término shabby chic nació en la década de los 80 en Reino Unido, donde se buscaba una forma de conectar en el interior de los hogares con un estilo más propio del pasado. Pasó entre los británicos sin pena ni gloria, causando interés, pero sin convertirse en una tendencia absoluta. En los años 90 la moda les llegó a los norteamericanos y ellos fueron los que pusieron el estilo shabby chic en el punto de mira de los expertos en decoración. Ahora el shabby chic se ha transformado en un estilo muy instaurado que es fácil encontrar en hogares de todo el planeta.Su finalidad fundamental se encuentra en alcanzar un estilo femenino lleno de elegancia por medio de la utilización de un mobiliario y de un aspecto general del entorno que haga pensar en el pasado. No se trata necesariamente de utilizar muebles antiguos, sino que incluso es posible modificar muebles nuevos para que tengan cierto desgaste que los haga merecedores del estilo shabby chic. El resultado es opuesto al propio del estilo victoriano pop, con un ambiente lleno de elegancia que ha llegado a considerarse incluso como una nueva manifestación del arte doméstico.

El shabby chic busca que los signos de antigüedad se realcen en los muebles, las paredes, el suelo o los objetos de las habitaciones, como puede ser los tiradores de los armarios, de forma que no parezcan viejos o que estén descuidados, sino que ofrezcan un aspecto romántico y de pasión por la historia que atesoran.

tirador-clasico-curvo

tirador-clasico-curvo

Es un estilo difícil de implementar al principio, pero al cual se le acaba tomando la medida. De una pared a la que se le nota que ha sufrido distintas capas de pintura hasta un mueble de madera que tiene fibras resquebrajadas por el uso y el paso del tiempo. El estilo shabby chic se esconde en las pequeñas cosas, en los muebles barato o en los detalles y la erosión que se produce con el proseguir de las décadas.

Si ahora que ya sabéis qué es el shabby chic os apetece darle este aire a vuestro hogar, os recomendaremos que comencéis con algunas cosas sencillas. Lo primero: no volváis a pintar las sillas, mesas o muebles, es bueno que la pintura se levante y ayude a crear ambiente. Si tenéis percheros de pared que estén perdiendo el brillo, tampoco los cambiéis o los arregléis, porque podrán ser shabby chic con el paso del tiempo.

Quizá os apetezca cambiarlos y guardarlos hasta el momento en el que sean adecuados para este tipo de decoración, en cuyo caso sí os recomendamos echar un vistazo a los productos disponibles en Esdecor. Y si la pintura de la pared se empieza a notar que necesita otra capa, probar a no hacerlo para ver si os ayuda a favorecer el entorno. La elegancia del shabby chic os descubrirá un nuevo mundo, os lo aseguramos.

Pequeños detalles que cambian tú mundo!

Decoración Low Cost!