Deja entrar el “feng shui” en tu hogar

Feng Shui quiere decir traducido literalmente del chino: viento y agua y es una corriente taoísta milenaria que aplicada a la decoración del hogar, propugna que mediante determinados objetos, formas y colores se ayude a lograr un equilibrio y una armonía espiritual y físicos.
Esta aplicación se basa en la conjunción y estudio del concepto del chi que es el aliento vital, los cinco elementos (agua, tierra, madera, fuego y minerales) con su particularísimas inter-relaciones y el ying y el yang .
Y lo bueno es que no necesitaras hacer grandes inversiones, por lo que con una decoración Low Cost bien combinada y armonizada, puedes conseguir que tu hogar se transforme totalmente.
Lo que NO debes hacer, es convertir cada una de las habitaciones de tu casa en un bazar chino lleno de cachivaches para la suerte, porque la profusión de flautas, patos mandarines, borlas rojo cereza, etc. son parte de la superstición oriental y no de la filosofía Feng Shui.
Seguro que te estarás preguntando ¿cómo logro darle el toque Feng Shui a mi hogar? Aquí van unos cuantos consejos y pautas generales para que puedas guiarte. Luego cierra los ojos, relájate, inspírate y ¡decóralo tu mismo!
Como siempre las cosas deben hacerse paso a paso. Elige una habitación y comienza por desprenderte de todo lo que no sea absolutamente necesario. El orden y el vacío son algo fundamental. Primero quitas y luego compones con armonía.
Los colores claros y los pasteles atraen la luz y son una fuente de ahorro energético. En cuanto a las formas remítete a la filosofía china. Algo irregular simboliza al agua, lo cuadrado es tierra, el fuego es triangular, el metal tiene formas redondeadas y la madera está representada por lo rectangular y alargado.
En base a estas generalidades, tu personalidad debe primar, ya que las habitaciones Feng Shui deben estar en consonancia con uno mismo. Según con cuales de los elementos te identifiques, será el tipo de decoración y simbolismo que equilibre tus espacios personales.
No olvides colocar unas baldas de cristal donde puedas ubicar los adornos y en determinados lugares unos estantes de sujeción oculta para las plantas, que constituyen elementos ideales como conciliadores de energías.

Pequeños detalles que cambian tú mundo!

Decoración Low Cost!