¡Felices Decoraciones!

Ya flota en el ambiente esa sensación de ilusión, alegría y mucho amor. Algunos hasta sienten un cosquilleo por dentro de pura emoción por esta época del año que todo lo transforma.

Seguramente ya estás pensando en cómo hacer de estas fiestas algo realmente especial. Para eso, es esencial todo lo que nos rodea, aquello que nos entra por los ojos y se cuela hasta el corazón.

Por eso, te damos dos grandes ideas y varias microideas de decoración que te permitirán
crear un ambiente único, original y totalmente a tu aire sin que te cueste mucho.

1. Minidecora. Este año, al igual que los anterior, sigue marcando la actualidad decorativa el minimalismo. Pero cuidado no confundir con lo soso y anodino. La propuesta es que con lo mínimo, obtengas algo elegante y con clase.

Tu casa, tal como la tienes, si añades detalles, la puedes transformar con originalidad. Aquí te damos algunas ideas…

  • Si tienes plantas, pon alrededor de la maceta una guirnalda o una cinta con colores navideños.
  • Pon nueces, avellanas y almendras en pequeños grupos en diferentes partes de la casa. Pueden estar sueltas o en recipientes de diversos tamaños. Con eso bastaría, pero si prefieres añadir un toque de color, suma a cada grupo una ramita de pino o una flor roja o blanca, o cualquier detalle que se te ocurra.
  • Coge un cubo, puedes dejarlo desnudo si es metálico o cubrirlo con una tela, llenarlo de arena y plantarles varias velas largas. Te quedará muy creativo y la luz dará un toque cálido maravilloso.
  • Toma vasos de cristal, llénalos de granos de café (natural, mezcla no porque contiene azúcar y te “pegoteará” la decoración), luego clávales lo que quieras… lápices de colores, un pequeño Papá Noel, una flor… lo que se te venga a la cabeza y creas que quedará bien.

2. Un árbol original. Te proponemos hacer este año un árbolito original, que se salga completamente de lo tradicional. Uno que llame la atención y, a su vez, te divierta. Te damos algunas ideas.

  • Haz un árbol de libros. ¡Sí, de libros! Toma muchos de los tomos que tienes y apílalos creando una gran base y luego la vas adelgazando hasta que la pila forme un triángulo. Luego plántale arriba una estrella (sería ideal que la hagas tu misma). Alrededor del “libroarbolito” ponle las luces clásicas de navidad y guirnaldas, bolas, etc. Como si fuera el arbolito de toda la vida. Tendrás un magnífico árbol repleto de sabiduría y, seguro, dará mucho que hablar.
  • Invierte el árbolito. Lo has oído bien. Tomas tu árbol de toda la vida, pero en lugar de plantarle la base como siempre se la pones en la copa. Lo puedes decorar con pequeñas lucesitas, o de la manera clásica. Da igual, porque la sorpresa ya la habrás dado con ponerlo patas para arriba 😉
  • Decora el arbolito con objetos que no son clásicos. Por ejemplo, seguramente tendrás un montón de CDs que ya no utilizas… añadelos como si fueran bolas de navidad. Los atas con cintas de colores, doradas o plateadas. También puedes colgar tazas de te o café bonitas.
  • Pinta el contorno de un árbol de navidad en la pared, o en una pizarra. En las puntas del dibujo pon decoraciones clásicas, incluso luces. Te quedará muy simpático y artístico.

Con estas ideas y tu imaginación, sin duda, vas a lograr hacer de estas fiestas algo realmente inolvidable.

Te deseamos unas ¡FELICES DECORACIONES!

Pequeños detalles que cambian tú mundo!

Decoración Low Cost!